Odontología conservadora
 

Un diente en mal estado afecta a nuestra imagen personal y amenaza todo el organismo. La infección se puede extender a otras partes del cuerpo y afectar el tubo digestivo, el corazón, los pulmones, etc. 

Por eso son tan importantes las revisiones periódicas (una revisión anual, como mínimo), y dirigirse al dentista a la más mínima molestia.

 

 

¿Qué es la caries?
 

Si no se mantiene una higiene correcta, se forma sobre los dientes una película pegajosa, la placa dental, donde se instalan numerosas bacterias que producen un ácido que debilita los dientes. Estas bacterias utilizan el azúcar que pueda haber en la boca para producir ácido, así que su capacidad de destrucción está directamente relacionada con la higiene de la boca.

 

¿Cómo actuar a tiempo?
 

Si no se actúa, la caries sigue un proceso evolutivo que termina con la destrucción del diente. Si se actúa a tiempo, el diente no ha avanzado en su proceso de destrucción y se puede hacer un tratamiento más sencillo, más económico y con más garantías de éxito.

 

 

La obturación

 

La obturación (empaste) es la técnica más habitual para el tratamiento de las caries.

Diagnóstico: el primer paso es diagnosticar la gravedad de la caries y decidir el tratamiento adecuado y el calendario de visitas.

Limpieza en profundidad: la clave del éxito de una buena obturación es limpiar bien la zona afectada y eliminar cualquier resto de infección. El tratamiento es rápido y sin dolor gracias a la anestesia local.

Reconstrucción: una vez eliminada la caries, se reconstruye el diente con material de obturación. Gracias a la evolución de las nuevas tecnologías se pueden obtener obturaciones muy estéticas, casi imperceptibles a la vista y de larga duración.

 

 

La endodoncia (matar el nervio)

 

Si no se actúa a tiempo sobre la caries, la infección llega al nervio. Entonces hay que recurrir a la endodoncia y matar el nervio.Diagnóstico: primero hay que ver si la infección ha llegado al nervio.Limpieza del conducto: se anestesia el diente y se elimina el nervio infectado.Rellenar: se rellena el espacio vacío dejado por el nervio con material biocompatibleObturación o funda: finalmente se cierra el diente con una obturación (empaste), o si fuera necesario con una funda.